21 de septiembre de 2014

PEDRO SÁNCHEZ vs. PABLO IGLESIAS: DE LOS DEBATES CON MARHUENDA A LA LLAMADA EN DIRECTO A “SÁLVAME”

Había una vez, un circo...
Por Marat

Cuando Pedro Sánchez llamó a “Sálvame” para demostrar humildad y cercanía al entrar en directo para pedir perdón por el papel del PSOE en Tordesillas en relación con el Toro de la Vega -el alcalde es de este partido- y afirmar que él y su partido están contra el maltrato a los animales, trasmitiendo la imagen de que era un hombre simpático, cercano, afable y “espontáneo” tuve la sensación de un dejà vu

Cuando horas más tarde repitió la jugada, rizando aún más el rizo de la “espontaneidad” para comunicar amabilidad, empatía, espontaneidad e “investidura” del poder que llevó a Pablo Motos a dejar que le ganara en la prueba que casi siempre gana él, supe que estaba ante una misma categoría de producto con dos marcas -Pedro Sánchez y Pablo iglesias Turrión (PIT, que no Brad) y las mismas estrategias de marketing que se dirigían a idéntico público: el que alimenta su intelecto y su formación/información por la televisión.

El formato de los combates de presing-cacht-tongo entre Marhuenda y PIT, que no Brad o entre la señora de éste y submarino de Podemos en IU, Tania Sánchez y Eduardo Inda, es tan espectáculo televisivo, tan poco racional, tan dado al entretenimiento, tan poco facilitador de la reflexión no ya como “el Hormiguero” sino como el programa de casquería gruesa que conduce Jorge Javier Vázquez. En ambos espacios televisivos las acusaciones cruzadas, la interrupción del que habla, las gesticulaciones y gritos, la dramatización teatral, la representación actoral de papeles previamente ensayados, el carácter de performance, la puesta en escena, la búsqueda de la frase de trazo grueso y el efectismo se oponen al debate argumentado, la profundidad y relevancia del contenido de lo que se debate y la posibilidad de que la audiencia se eleve por encima del bagaje cultural con el que previamente se había puesto delante del televisor.

Lo que importa es el circo, el entretenimiento, el arte ceremonial, el espectáculo, sea en relación con la operación de agrandamiento de mamas de alguna de las descollantes figuras intelectuales de “Sálvame” o con que Marhuenda sea un facha redomado o PIT, que no Brad, un terrible bolchevique que pretenda convencernos de que hay que “empoderar” a la cabra de la Legión al grado de comandanta de un Tabor de Regulares.    

Como en una de tantas ediciones de “Gran Hermano”, el espectador asiste al espectáculo político televisivo convertido en un mirón pasivo, casi siempre un cotilla al que la banalización de los contenidos que le alimentan como el soma de “Un Mundo Feliz” le ha ido convirtiendo en la mayoría silenciosa de la que nos habla Baudrillard y, en el mejor de los casos, en parte del público que desde los sofás de sus casas, asiente, murmura, emite un gruñido de desaprobación o complacencia y se identifica o no con el personaje de la obra de ficción que la TDT le esta emitiendo. 

Del bufón plebeyo de las cortes medievales al político mediático algo hemos avanzado en simulacro de democratización social. Hoy quien ejerce de aparente soberano es el ciudadano-espectador mientras es el noble-político quien realiza las gracias, evoluciones y piruetas para entretener a una sociedad con más tiempo libre del que quisiera porque el desempleo convierte en obligados ociosos a millones de seres humanos que tienen sumamente difícil aprovechar ese espacio socialmente improductivo en construcción que mejore sus vidas y sus personas.

Series de ficción con vampiros o zombies, talk-shows a cada cual más descerebrado, banal y embrutecedor, programas de “información”-debate-tertulianismo-cotilleo que rebajan al público a la condición de discapacitado mental. Ese es el logro de unos aparatos ideológicos del poder económico y político que condenan al individuo a una permanente etapa infantil carente de raciocinio.

En las actuales sociedades capitalistas la sofisticación no es precisamente el mecanismo de manipulación y dominación a quienes tienen menos capacidad para defenderse de la sodomización mental. Lo habitual es la emisión de mensajes destinados a un esfuerzo mental mínimo, donde los contenidos vienen ya formateados y preparados como los potitos de las comidas para bebés. 

El mercado político no es sino la prolongación del mercado de consumo de mercancías.La comunicación, que no información, queda reducida a eslóganes publicitarios en un estado de permanente campaña en la que la tensión, la agresividad y la violencia verbal representan a una fracción mínima (muestra) del universo total de la población. El debate político es el desplazamiento metonímico de la violencia social, como válvula de escape que permite que la presión no suba en exceso y se mantengan los mínimos necesarios para el consentimiento. 

Puesto que la representación política, las organizaciones, y la propia sociedad con ellas, carecen de alternativas reales para afrontar una crisis económica capitalista que es endémica, la tensión se desplaza hacia el escenario político, dejando que los poderes económicos queden en la sombra mientras las figuritas del guiñol fingen golpearse con rutinarios mamporros retransmitidos a los hogares en los que unas mayorías cada vez más fatigadas los contemplan. 

El pretendido espacio de disidencia social y política frente al orden imperante no supera un tercio de la sociedad y está compuesto fundamentalmente por aquellos que, habiendo perdido un estatus relativamente acomodado, pretenden recuperarlo y volver a los buenos tiempos de la estabilidad social y el consumo despreocupados.

Pero ese tercio y sus supuestas correlaciones políticas son plasmados por el foco mediático como la disidencia global oficializada a la que dar la palabra y la bendición institucional que haga las veces de reintegración en el orden sistémico de quienes en realidad nunca estuvieron fuera de él ni en su contra porque es su orden, en el que creen y el que desean.

La gran mayoría de las auténticas víctimas de la crisis asiste silenciosa a su sacrificio ya que carece de voz política que la exprese con voluntad de derribar el orden económico, político y social que sustenta al capitalismo.

“Si hay alguna esperanza está en los proles”, dijo Winston Smith en “1984” -yo también creo que está en ellos porque cada vez tienen menos que perder y un mundo por ganar- pero no ha renacido aún el derrotado partido que siempre les representó. Todos los que reclaman su patrimonio son aún demasiado sectarios, cerrados en sí mismos y miedosos para serlo. Habrá que ir poniendo la semilla destinada a un resurgir que expulse a las clases medias autoatribuidas y reales del escenario central de la protesta para situarlas a la cola y dependiendo de la lucha protagónica del viejo y, a la vez, moderno Prometeo de la Humanidad: esa clase que al liberarse de la opresión y la explotación, emancipa a todas las demás del yugo capitalista de la producción, el consumo fetichista y la falta de  futuro.

Mientras tanto, cuando veo a PIT, que no Brad o a Pedro Sánchez sé que se me está vendiendo el mismo producto caducado: ciudadanismo interclasista que incluye a los explotadores, discurso aceptable y bendecido por el sistema capitalista, apelación a “la gente” en lugar de a la clase, primarias como solución a cualquier tipo de mal, incluida la calvicie y la alitosis y telepredicación apelativa al hooligan descerebrado en lugar de al ser humano crítico y capaz de expresar un NO que se salga del guión y esté dispuesto a avanzar, como el bosque de Birnam, hasta derribar las murallas del castillo de Cawdor. Juventud, divino tesoro...de la trivialidad. 

Eso sí, al menos Pedro Sánchez da la impresión de ser un tipo más humilde, que se baña más a menudo y que tiene la dentadura más limpia que PIT, que no Brad. Algo es algo. Y si para las señoras está más bueno que el escuálido cargado de hombros y de soberbia, algo más se logra. Al menos gustará a las chicas. 

No hace mucho escribí un artículo que ustedes pueden encontrar en este blog titulado “Guárdame los votos Pablo, que en unos meses pasaré a recogerlos. Pedro Sánchez”. Ya está sucediendo. Es lógico: el 35% de los votantes de Podemos proviene del PSOE y son personas que creen que ser de izquierdas es no ser tan cutre y carca como el PP. Nada debe sorprender de estos “progresistas” del mundo PSOEDEMOS.

Quien sepa interpretar que lo haga. En “La Sexta Noche” del sábado 21 de Septiembre ha entrado PIT, que no Brad, después de meses de silencio meditativo, como respuesta a la crítica dentro de su “movimiento” a su hiperliderazgo bonapartista, para retar a Pedro Sánchez a un debate. Será divertido comprobar cómo nada pueden ofrecer ni uno ni otro a la clase trabajadora de este país, más allá de críticas mutuas, velados guiños y alguna palabra talismán que nada significa. 

Propongo que el debate se haga en "Sálvame de Luxe" y que, en lugar de conducirlo Jorge Javier Vázquez, sean Belén Esteban o bien Kiko Hernández los moderadores, aunque también veo capacitadas para lidiar el evento a Lydia Lozano y a María Patiño.  

El día anterior, el curilla efébico y andrógino Errejoncito jr. en el programa “La otra red” del canal Cuatro admitía que, según en qué condiciones y si el PSOE cambiaba, (¿creería en sus palabras este personajillo?) Podemos podría pactar con este partido. ¿Alguien creía otra cosa? Yo creo que ni los fans, que no militantes, de Podemos más fantalizados pensaban en lo contrario. Radiografía del viaje desde el reformismo más agotado de Zapatero hasta la nada de PIT, que no Brad, pasando por todas las contradicciones posibles. 

En Podemos hay dos almas, además de algún primo que se cree revolucionario y desconoce dónde está pinado: la derecha democrática, representada por el voto que viene del PSOE, y la extrema derecha del borracho de taberna exaltado y matón. De esta última escribiré en unos días.   

15 de septiembre de 2014

CONVERGER NO ES FOLLARSE LA DEMOCRACIA INTERNA

Por Marat
La política suele estar siempre a la altura de los tiempos. Cuando estos vienen precedidos de una marea social ascendente de igualdad, progreso de la humanidad, racionalidad y revolución, en la esfera de lo político las miserias humanas tienen una importancia menor. Siempre existen. Son parte del gen animal egoísta que se enfrenta al gen animal solidario y moral en eterna guerra desde los tiempos más remotos de la Historia, por mucho que nos empeñemos en buscarle un fin glorioso y definitivo. El proyecto emancipatorio de la humanidad hasta ahora no ha dejado de ser una tendencia. 

En la Revolución Francesa de 1789, cuenta Walter Benjamin que hubo disparos contra varios relojes de las torres de París. Pienso que el motivo no era tanto detener el tiempo como romper con él para marcar el alba de uno nuevo. Hasta ahora cualquier intento de ruptura con la circularidad de la historia ha terminado fracasando y encontrando su Thermidor. Sin embargo, en cada nuevo período no partimos ya del mismo punto inicial, por mucho que los idiotizados tiendan siempre a repetir el mismo que electrónicamente se transmite a las masas desde la voluntad de manipularlas y no de elevar su nivel de conciencia y el sentido crítico de cada uno de los seres que la componen.

En cambio, cuando las fuerzas sociales que dominan el centro de la Historia son partidarias de la opresión económica de los seres humanos, de su alienación en la producción y en el consumo y de su sojuzgamiento intelectual todas las trampas, todos los atajos, todos los egoísmos personales se abren camino incluso bajo las formas aparentemente más dispares y contrarias a tales objetivos. Lo individual, la ambición personal y el aventurerismo marcan los actos de muchas personas. Estoy hablando de amorales, trepas y buscavidas

Toda esto viene a cuento de lo que desde hace dos semanas he observado como se daban la mano la estupidez y la bellaquería y cómo una semana después la indignidad se ha visto acompañada de la indecencia. 

Hace unos 10 días denuncié en cierta red social el pacto innoble por ejercerse fuera de los procedimientos orgánicos correspondientes, y a espaldas de las bases de dos organizaciones -IU y Podemos-, entre Monedero y una parte de la dirección de Podemos y algunos “niños” de la dirección regional de IU, que no de la mayoría de esta dirección. Dicho pacto, para Madrid región, se concretaba en Juan Carlos Monedero como candidato a alcalde de Madrid (está muy claro que este ayuntamiento se devalúa) y Tania Sánchez Melero, de IU, y pareja de Pablo Iglesias Turrión (PIT, que no Brad) para la Presidencia de la Comunidad Autónoma (devaluación del nivel de las instituciones madrileñas confirmada).  

Es llamativo que ese pacto, del que no quieren hablar y que algunos incluso se atreven a negar, aunque se haya recogido hace unos pocos días en algún medio en cuanto a quienes serían los personajes beneficiados en el el mismo, tenga en contra a gran parte de Podemos para cuyas bases también IU es casta (por eso de que todos lo son menos ellos, que ya son neocasta)  y de IU, que se niegan a que su organización sea laminada por un bluf mediático cuya ideología es más que difusa y sospechosa.  

Un pacto a escondidas de las bases, realizado como las felonías de los traidores, como el robo de los ladrones que entran en las casas por la noche.

Un pacto que en el caso de IU se ha realizado de forma antiestatutaria, por un sector sin quorum suficiente, por sólo una parte del Comisión Ejecutiva Regional, que ocultó al resto la convocatoria de la reunión el pasado viernes 12 de Septiembre, así como las decisiones que en ella se iban a tomar.

Un pacto en el que se ha birlado, escamoteado, robado a la organización madrileña de IU el derecho a una Conferencia Política para discutir programa electoral y política de alianzas. 

Un pacto en el que se ha recurrido a una “supuesta” encuesta -una encuesta trampa-, aireada por el podemita y secretario federal de Política Electoral de IU Ramón Luque -el cuál algo tuvo que ver en la elección del lema podemita de IU en las pasadas europeas “El poder de “la gente””-, realizada a los votantes de IU, que no a su militancia, que es la que tiene que hablar, sobre una genérica alianza, sin concretar con quienes, que ha sido utilizado para justificar la decisión tomada contra los órganos de dirección de IU y contra su militancia.

Un pacto infame que pretende acabar con una marca histórica como IU y disolverla en un Ganemos, que es la marca blanca de Podemos y pasarela para disolver IU en la secta podemita, consumando así la traición de estos sujetos a su organización.

Un pacto de bellacos convocado por personajes siniestros como los siguientes:
  • Ángel Pérez: trepa mayor, cáncer político de IU Madrid, vividor de la política desde hace más de 30 años, muñidor de todos los pactos posibles dentro de IU en la región, cambiante camaleón en cada proceso conferencial con tal de seguir en su poltrona y un posible corrupto acusado por los periodistas Manuel Martín Medem y Juan Carlos Escudier, próximos a IU, de ser el hombre de los maletines que le hizo llegar Florentino Pérez para que IU votase en el Ayuntamiento de Madrid a favor del pelotazo de la recalificación de los antiguos terrenos del Real Madrid. Pérez, encabezó, hace unos meses, junto con el mediocre de su antiguo escudero Gregorio Gordo, un manifiesto de oposición al pacto con Podemos -"Somos IU”-, no destinado a plantear una batalla por la clarificación política sino a reforzar su espacio de poder, asegurándose una posición de fuerza futura frente al grupo conocido como “los niños” de la dirección regional de IU en la negociación posterior con Podemos. El pacto se ha producido, mediante la colocación de Pérez en un buen puesto de salida para el Parlamento de la CAM que le permita alcanzar el puesto de Senador.  Sólo hace unos meses el propio Pérez había anunciado que ya no se presentaría a proceso electoral alguno. Ángel Pérez: ni honradez, ni vergüenza, ni palabra
  • Jorge García Castaño: Uno de los “niños”, aunque ya no tanto, de la dirección regional de IU y concejal del Ayuntamiento de Madrid. Alguien que mientras los empleados de IUCM han sido despedidos por un ERTE, dada la calamitosa situación económica de esta federación de izquierdas, gana al mes aproximadamente la bonita cifra de unos 6.000 euros, lo que parece poco solidario con la situación de sus compañeros que acaban de perder su puesto de trabajo.
  • Tania Sánchez Melero: Diputada del Parlamento Regional de la CAM. ¿Usted conoce algo de su trabajo como parlamentaria? Yo tampoco, pero ello no obsta para que haya sido promocionada su figura, junto con la de Alberto Garzón, en el proceso por capítulos de defenestración de Cayo Lara  y que lejos de perjudicarle ser la pareja de PIT, que no Brad, se esté convirtiendo en estrella mediática ascendente de La Sexta, tanto en “Al Rojo Vivo” como en “La Sexta Noche”. A la tendencia hacia el nepotismo que se va imponiendo en el mundo de la política sí que lo llamo yo “casta” porque las castas son familiares y qué más próximo a la idea de familia que la propia pareja. Bill y Hillary Clinton, François Hollande y  Segolene Royal, PIT, que no Brad y Tania Sánchez Melero... 
  • Eddy Sánchez: Mediocre Coordinador Regional de IU, a la que ha mantenido dividida en dos mitades con un peso prácticamente igual e irreconciliables, dado su estilo de trabajo fuertemente administrativo. Alguna responsabilidad le debe corresponder respecto a los pobres resultados de IU Madrid en las pasadas elecciones europeas y por haber perdido IU su sede madrileña por la deuda de 2 millones de euros. Llamativamente “Somos IU”, una plataforma interna cercana a dicho Coordinador, y auspiciada entre otros por Ángel Pérez y Gregorio Gordo, se presentaba en su día como defensora de la identidad de IU, no dispuesta a diluirse en la convergencia con Podemos. Esta plataforma, como Sánchez, como Pérez y Gordo, ha servido para sumarse primero al proyecto de defenestración del Coordinador General de IU, Cayo Lara, con algunas publicaciones contra el mismo simplemente canallescas e impropias de compañeros organización y para darse la vuelta como un calcetín -"estos son mis principios. Si no les gustan, tengo otros” -, asegurar puestos de salida en la próxima convocatoria electoral a sus principales promotores, después y sumarse al pacto que disolverá a IU primero en Ganemos y luego en Podemos. 
Será sumamente divertido comprobar cómo reaccionan las huestes de Podemos ante tamaño pacto, no sólo interno del sector golpista de IU Madrid sino externo con la formación coletera. Su anticomunismo dominante, su discurso que incluye a todos -también a IU- menos a ellos en su mantra prefrido, la “casta”, su negativa a pactar con IU, puede rebotarle en forma de crisis interna a la secta podemita madrileña o bien convertirse en un acto colectivo de cinismo del estilo “donde dije digo, digo Diego”, sin más rubor ni aparente contradicción entre antes y después. Todo vale en la alta política, sobre todo cuando el sentido crítico de las militancias y las bases es tan bajo.

Sera digno de ver cómo la figura fluctuante en cuanto a potencialidad de su candidatura al Ayuntamiento de Madrid, Juan Carlos Monedero “El Autoproclamado”, sin contar con los Círculos de Podemos Madrid, vende ahora a sus bases este acuerdo.

El que 
  • Entre 2000 y 2005 fue asesor de Gaspar Llamazares, cuando éste fue Coordinador General de IU, en la etapa de máxima subordinación de esta formación al zapaterismo y el PSOE, cuando casi la lleva a su desaparición
  • En Junio de este año afirmaba que “un sector de Izquierda Unida se ha hecho régimen”, forma cobarde de llamar casta a esta formación. 
  • Hace unos días declaró que “Podemos no va a ser la UCI de ningún partido del régimen del 78” (IU nace en 1986) y que añadía "¿El futuro de IU? Desaparecer o convertirse en un partido insignificante", con lo que mostraba su deseo de fagocitar a esta formación para no tener contrincante a su izquierda, en una manifestación de resentimiento a una organización que le trató cuando perteneció a ella con exceso de mimos.
  • Hace muy pocos días ha reconocido en una de esas “ruedas de masas” que organizan los capos de Podemos que una alianza con IU podría restarle votos a la formación coletera, 
ahora tendrá que explicar a sus mesnadas este acuerdo. O continuar negándolo pero la mierda tiende a salir a flote. 

No obstante sospecho que no tendrá demasiadas dificultades, toda vez que está en una organización cuyas bases no le han ingresado en un psiquiátrico tras las variadas expresiones de estos últimos días en las que su delirio y megalomanía le han llevado a afirmar que la abdicación del anterior monarca, la dimisión de Rubalcaba y la reciente renuncia de Ana Botella a volver a presentarse como candidata a alcaldesa para el ayuntamiento de Madrid se produjeron por la irrupción de Podemos. Muy posiblemente no tarde mucho en apuntarse el éxito del divorcio de Melanie Griffith y de Antonio Banderas. Como éste es simpatizante de un partido de “la casta”...todo encaja. Es lo que tiene un partido friki dirigido por “gente” extravagante, que no deja de dar titulares, propios de El Mundo Today o de la revista Mongolia. 

No sé cuál será la reacción de la militancia de IU Madrid ante el golpe de Estado que ha supuesto que una minoría sin quorum cualificado de la Comisión Ejecutiva Regional de esta formación en Madrid haya aprobado una resolución “confluyente” en la que la identidad, las siglas, el perfil, la ideología y la historia de esta coalición se diluyen en una convergencia que supondrá en breve la muerte por liquidación de esta organización, uno de los objetivos para los que nació Podemos.

Lo que sí sé es que de confirmarse y permitirse por las bases de IU esta cacicada, seremos muchos comunistas y personas de la izquierda combativa los que ya no tendremos enfrente sólo a Podemos sino también a la que será una IU moribunda y no dudaremos en combatir a ambas.

En caso de producirse una rebelión de las bases y del sector de la dirección de IU a la que se ha excluido del debate podrán contar seguramente con muchos de nosotros. Pero para ello será necesaria una operación de clarificación y de limpieza que pasa por la dimisión de los personajes citados y a nivel nacional por librarse de otros sujetos que son auténticos caballos desleales de Troya de Podemos en IU, como Alberto Garzón y el dirigente del Frente Cívico Julio Anguita.

Pero nadie se engañe. Con esto no basta, ni mucho menos. IU necesita una autocrítica interna que revise los planteamientos que ha mantenido en los últimos años, en los que ha estado potenciando movimientos antipartido, antipolítica, “ni de izquierdas ni de derechas”, de base ideológica reaccionaria interclasista y ciudadanista (el 15M) y en la que ha desdibujado enormemente su carácter de organización de la clase trabajadora. Podemos no ha surgido de la nada. Ha nacido de la pusilánime postura política de IU frente a toda esta reacción ultrarreformista y de matriz, como poco, conservadora.  

La clase trabajadora, aquella a la que ningún "movimiento" en estos 7 años de crisis del capitalismo ha representado, necesita un relato propio, una organización dispuesta a la construcción de base social y de cuadros políticos que lleguen a representarla porque ella, más que nadie, tiene derecho a esgrimir el "no nos representan" ni los movimientos interclasistas y de clases medias ni quienes niegan el significado transformador de una izquierda revolucionaria y, por supuesto, tampoco cualquier opción que, desde una supuesta modernización del lenguaje nos venda la misma basura que en 1978 nos vendió el PSOE.  

NOTA DEL EDITOR DE ESTE BLOG: Puede que también le interese:
Pedro Sánchez vs. Pablo Iglesias: de los debates con Marhuenda a la llamada en directo a “Sálvame”:http://marat-asaltarloscielos.blogspot.com.es/2014/09/pedro-sanchez-vs-pablo-iglesias-de-los.html

9 de septiembre de 2014

¡YA ESTÁ BIEN!

Por Marat

Ya está bien de plantear las resistencias hacia Podemos en términos de dudas o de rogativas para que el lobo (Pokemon) sea compasivo y no se coma a Caperucita (IU). 

Podemos es castuza, oligarquía de cuatro "profes" sobre una masa de borreguitos a los que les han contado el cuento de la democracia participativa 2.0 y un recetario de medidas para simples y reformistas vergonzantes.

A Podemos sólo le interesa hablar de “casta” y de democracia participativa 2.0, no de derribar al sistema capitalista y al sistema de dominación de empresarios contra trabajadores porque, si así fuera, caerían como un castillo de naipes, al ser abandonados por aquellos que les financian y difunden “urbi et orbe” hasta el último pedito que se tiran. 

Y, ante todo, Podemos es la avanzadilla del fascismo que llegará cuando la “des-ilusión” hacia el movimiento-partido-antipartido se torne en frustración. Hoy Podemos ya está lleno de dirigentes fascistas en sus círculos que han visto la oportunidad de un discurso consonante con el joseantoniano.  A su cabeza tienen un fürhercito y varios curillas de comparsa que bendicen un modelo de partido autoritario en el que la masa está sólo para “creer, obedecer y combatir...al teclado de sus ordenadores”, claro está en su cibercracia, en la que el que hace la pregunta controla ya los límites del debate y de qué se discute y de qué no en esa “democracia digital para gilipollas”.

Cuando el fracaso de Podemos se produzca y el fruto esté ya maduro, el problema ya no será que no haya “democracia participativa”. El problema será el mero hecho de que exista una de las bases fundamentales de la democracia: el pluralismo de partidos. Sobrarán todos los demás, menos el único y el del jefe al que acatar y adorar en un Estado histérico de fervor desaforado. 

NOTA DEL EDITOR DE ESTE BLOG: Puede que también le interese:
Pedro Sánchez vs. Pablo Iglesias: de los debates con Marhuenda a la llamada en directo a “Sálvame”:http://marat-asaltarloscielos.blogspot.com.es/2014/09/pedro-sanchez-vs-pablo-iglesias-de-los.html

MARINA SILVA: LA INESPERADA CARTA DE LA DERECHA BRASILEÑA

Gerardo Szalkowicz.  Librered


Dilma caminaba tranquila a la reelección pero la muerte de un candidato cambió el panorama con la aparición de Marina Silva, que no para de subir en las encuestas. Perfil de una líder ecologista que se transformó en la imprevista esperanza de la derecha brasileña.

No se puede negar que la muerte de Eduardo Campos el 13 de agosto y la irrupción de Marina Silva heredando la candidatura del Partido Socialista Brasileño trastocaron el escenario electoral. Según la encuesta de Ibope replicada el miércoles en todos los medios, a poco más de un mes para los comicios la ex senadora no sólo arrastra una intención de voto de 21 puntos más que su antecesor, sino que se impondría ante Dilma Rousseff por 45% a 36% en una eventual segunda vuelta. Lo que no muchos repararon es que el estudio fue contratado por el grupo Globo, el mayor emporio mediático del Brasil.

Más allá de la credibilidad en las encuestas, de su incierto correlato con la realidad y de la influencia de los medios en la construcción de sentidos en coyunturas electorales, queda clara la decisión que tomó buena parte de la derecha empresarial y mediática tras comprobar que su candidato natural, Aécio Neves, no daba pie con bola: apostar ahora todas las fichas a Marina en la búsqueda de su objetivo cardinal, tumbar el proceso iniciado por Lula en 2003.

La editorial del Diario O Globo del 20/8 proclama: “Otra constatación es que Marina atrae de manera bastante fuerte a aquellos que, sin ella como candidata del PSB, habrían votado en blanco o nulo o no sabían a quién elegir”. Sin eufemismos, sigue la bajada de línea: “Marina funciona como una aspiradora, atrae el voto de los desilusionados con la política”.

Pero además del polo mediático, ¿cuáles son los otros soportes de su candidatura? Una ficha clave es su amiga y coordinadora de campaña, la multimillonaria Mary Alice Setubal, hija del fundador del Banco Itaú, entidad que donó casi US$ 450 mil para su postulación presidencial en 2010.

El pragmatismo extremo de Marina se trasluce también en la convivencia de sus posturas ecologistas con las de su candidato a vice, Luiz Roberto de Albuquerque, de estrechos vínculos con el agronegocio, quien como diputado impulsó una ley que autorizó el incremento de cultivos de soja transgénica y tuvo como financistas a las empresas Klabin y Semientes Roos, dos símbolos del agronegocio.

También se encolumnan en esta apuesta los sectores financieros y empresariales seducidos por sus planes económicos, de claro corte ortodoxo, cuyos mentores son Eduardo Giannetti da Fonseca y André Lara Resende, dos nombres ligados a las políticas privatizadoras de Fernando Henrique Cardoso. Las alianzas del PSB también dan cuenta de su versatilidad: en algunas regiones, como San Pablo y Paraná, apoya a los candidatos del derechista Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB). Recientemente, Marina aseguró que el ex gobernador José Serra, referente del PSDB, no faltaría en su eventual gobierno.

Su mirada sobre América Latina también desacredita una impronta progresista. En su campaña en 2010, afirmó que en Cuba y Venezuela “las libertades han sido secuestradas”, que el entonces gobierno de Chávez “pone en riesgo la alternancia del poder” y que Cuba debe “abrirse al mundo y no puede tener miedo de transformarse en una democracia”. Lo mismo ocurre -como gran devota evangelista- con sus posturas ultraconsevadoras contra el matrimonio igualitario y el aborto.

Lejos quedó de Marina Silva su paso juvenil por el troskismo y su sindicalismo amazónico combativo en los ´80 junto al campesino asesinado Chico Mendes. También sus casi tres décadas como militante y funcionaria del PT, hasta que en 2009 rompió filas y comenzó a cimentar su fuerza propia. Este martes, durante el primer debate televisado, dejó en claro su idiosincrasia actual al responder sobre sus vínculos con banqueros y empresarios: “El problema de Brasil no es su élite, es la falta de ella”.

2 de septiembre de 2014

CAUSAS DE LA CRISIS INTERNA DE PODEMOS

Porque Podemos vive una crisis interna, por mucho que lo escondan La Sexta, Público y otros medios pseudoprogres.

Por Marat

“Casta Wars”  ha llegado hace poco al mercado español como videojuego cutre salchichero de un Pablo Iglesias Turrión (PIT, que no Brad) convertido en superhéroe que a base de mirada laser va destruyendo a l@s Aguirres, Indas y Marhuendas que tanta fama le han dado. Ideal para mentes simples y fans de Podemos.

PIT, que no Brad, seguramente hubiera deseado ser representado en otro tipo de videojuego, el de Juego de Tronos en el que el jugador fuese pasando niveles uno detrás de otro hasta llegar al último de ellos, matase a Joffrey, le arrease un morreo a lo Humprey Bogart a Cersei Lannister, o al revés, según gustos, derribase las puertas del castillo de Invernalia, se acercase a la nevera de la cocina y, mientras se preparaba un sandwich de Nocilla con caviar, fuese ensayando el discurso de autoinvestidura como el puto amo y señor de los Siete Reinos

Al fin y al cabo, qué es Juego de Tronos y la explicación de la política a través de él sino una visión cínica de la realidad y un cosquilleo por la erótica del poder por el poder, por mucho que se intente disfrazar simbólicamente con las coartadas ideológicas -humanismo, altruismo, justicia,...- que se quiera. No deja de ser otra cosa que ambición megalómana de ejercer ese poder. Un Monopoly político más sofisticado que el de comprar varias calles y tres bancos con dinero de pega.  Esto sin entrar en el significado que pueda tener, en medio de la un mundo tan profundamente injusto, desigual, de brutal opresión social, el recurso a la fantasía y la ficción como metáfora de qué: de un escapismo adoctrinador en la ceguera, el simplismo y la banalización del mundo. 

A muchas personas que estén siguiendo la actualidad de Podemos les habrán llegado noticias dispersas, bien desde medios oficiales y alternativos, bien desde redes sociales, del tipo los Círculos se rebelan contra la dirección de Podemos y se declaran soberanos para establecer sus alianzas, enfrentamientos dentro de Círculos Podemos, acusaciones internas de que en Podemos hay trepas, miembros de Podemos critican su riesgo de derechización, críticas a que Podemos no fije posición sobre casi nada hasta la Asamblea de Otoño, etc.

La primera manifestación de que existía una crisis en Podemos la pudimos conocer en Junio, sólo un mes después de que esta formación, inexistente unos meses antes, y mediáticamente lanzada como obra de ingeniería política, obtuviese 5 diputados en el Parlamento Europeo. 

En efecto, en su asamblea en Madrid, un número muy elevado de delegados de todas los Círculos Podemos de la región mostraron a primeros de Junio su rechazo a que la elección del “equipo técnico” que prepararía la Asamblea de Otoño de esta formación se realizase mediante una lista cerrada formada por miembros de confianza del señor PIT, que no Brad. Ante esta rebelión el señor Juan Carlos Monedero señaló “los Círculos no son democráticos”, con lo que demostraba su propio talante democrático y apuntó sin nombrarla a Izquierda Anticapitalista como posible urdidora de un intento de golpe de Estado en Podemos. No tardaría dicha formación en reaccionar y responder. Dos días más tarde emitía un comunicado en el que, entre otras cosas, afirmaba: “Los CÍRCULOS son lugares abiertos a la participación en donde cabe todo el mundo, venga de donde venga (…) Quien ve conspiraciones y golpes de estado donde solo hay democracia es que confía muy poco en la inteligencia de la gente de PODEMOS.”  En un papel de mediador en aquella polémica Íñigo Errejón terciaba: “La discusión es nuestra seña de identidad”. ¡Y vaya si lo ha sido desde entonces, en ocasiones de forma más que incorrecta, como en Podemos Orense 

Las primeras tensiones abiertas y públicas de Podemos del 9 de Junio pasado han marcado una tónica persistente y creciente en el partido. Difícilmente la frase del señor Errejón va a seguir funcionando mucho tiempo como justificación de un supuesto debate que enriquece a la organización. Antes bien, las fisuras internas se irán haciendo más y más evidentes, aunque los medios pseudoprogres tiendan a ocultarlo.  Más recientemente un artículo en Viento Sur, la revista teórica de Izquierda Anticapitalista, muestra que las divergencias en el proyecto van haciéndose irreconciliables entre diversos sectores de la nueva formación. Aunque con un lenguaje frío, distante y neutral propio del entomólogo que mira un insecto desde el microscopio, el texto es demoledor por los riesgos hacia los que apunta y coincide en muchas cuestiones con lo que algunos habíamos apuntado sólo un día antes. 

Podemos vive una crisis interna, que detonará con fuerza inusitada según vaya creciendo y su abordaje se posponga, a la que los medios pseudoprogres han puesto sordina pero un cáncer no desaparece porque se intente negar. 

Viviremos aún un período en el que la espuma del entusiasmo y la “ilusión” continuará subiendo y burbujeando, sobre todo entre el acrítico hooliganismo de aluvión más despolitizado y menos formado políticamente pero, cada vez más, tendrá que convivir con conflictos internos, des-”ilusiones” y, lo que es peor, debilitamiento y abandonos de sus corrientes internas de “izquierda”, lo cuál confirmará la tesis de Podemos como opción de derechas revestida de aparente izquierdismo.

Esto es algo de lo que en Podemos ya son conscientes. Vean la “amable” respuesta del miembro del equipo de redes sociales de @ahorapodemos, el señor José Rosales, a la retirada pública anunciada en twitter del apoyo a esta formación por parte del actor Willy Toledo. Cuando éste es el tipo de respuesta que dan los miembros de dicha formación a quienes con una notoriedad pública, tanto en la lucha como en su profesión, les retiran su simpatía, está claro que una mezcla de ira, nerviosismo y soberbia les está nublando el entendimiento más de lo que lo ha hecho ya. 

Para comprender la crisis que vive esta organización es necesario interpretar los hechos que aparecen dispersos a partir de unas claves explicativas que nos ayuden a comprender lo que está pasando dentro. 

En mi opinión cabe interpretar la crisis actual de este partido desde tres parámetros principales, sin que ello signifique que no operen otras variables secundarias pero también relevantes

a) Antagonismo entre la “promise” inicial de horizontalidad y asambleismo y la realidad de una dirección oligárquica que anula la democracia interna:  
En el mundo del marketing, en donde nace Podemos, la “promise” es el beneficio que ofrecen  marcas y productos a través de su publicidad. Pero, puesto que muchos productos y marcas ofrecen un mismo atributo básico -lavar más blanco en los detergentes de lavadora, por ejemplo-, la clave está en el beneficio diferencial que un producto o marca pueda ofrecer -blanco como el primer día y sin deteriorar las prendas-. La clave para una marca como Podemos estaría pues en el beneficio diferencial que ofrece y que otras organizaciones parecen no ofrecer.

Dentro del marco de la democracia capitalista el marketing de consumo y el marketing político obedecen a las mismas reglas, del mismo modo en el que las técnicas demoscópicas para medir actitudes, comportamientos, percepciones, valoraciones y opiniones es el mismo en el mundo del mercado que en el de la política. Digo yo que será por algo.  

Pues bien, la “promise” específica de Podemos, su beneficio diferencial, ha estado desde el principio en la forma, en el modo en el que se establecen las decisiones políticas. Lo importante no era el producto final (su programa político, su ideología, su proyecto) sino el proceso de toma de decisiones: asamblearismo, horizontalidad, participación democrática, democracia directa, decisión entre todos, elección de dirección de abajo a arriba, soberanía de los Círculos Podemos frente a la “verticalidad”, decisión entre unos pocos y maquinarias de otros partidos no representativas de las bases y los “ciudadanos” o de “la gente" (el concepto clase social es irrelevante en este plano para Podemos y una categoría “desfasada”).

Pero la realidad es que esa “promise” ha demostrado ser una gran mentira.

Ya he aludido en un artículo anterior al proyecto de oligarquización de la dirección de Podemos, según su Documento-Preborrador de Principios Organizativos de Podemos y al modo en que se blinda al Portavoz (PIT, que no Brad), ala gran mayoría del Consejo Ciudadano (equivalente a un Comité Central o Nacional) y al Consejo de Coordinación (Comité Ejecutivo), que no es elegido por las bases sino cooptado por el Consejo Ciudadano.

Ello ha provocado reacciones de oposición de distintas asambleas de Podemos que han exigido varios portavoces de la organización, en lugar de uno sólo, ante la evidencia de que PIT, que no Brad, quiere entronizarse como reyezuelo de la misma -señalando que sería “una buena cura de humildad el que esa persona tenga que compartir el puesto con otros 2 ó 3”- así como propuestas de que el Consejo de Coordinación se desvincule del Consejo Ciudadano y sea también elegido por la Asamblea Ciudadana trianual. 

El eurodiputado Pablo Echenique acaba de sumarse a la ola iconoclasta que pretende el corte de la coleta del torero PIT, que no Brad, al pedir que sean ¡7 los portavoces, 7! de Podemos y proponer mayor independencia de los Círculos. "Tu quoque, Paulus, fili mi!". El Thermidor de Podemos ya está aquí. Pablo, Némesis de otro Pablo.

Por otro lado, el Protocolo de Validación de los Círculos ha sido diseñado con el fin de atar en corto a las bases y ejercer el control pleno de la organización desde el núcleo de dirección de la misma.

La Comisión de Garantías -lo que en otras organizaciones se conoce como Comisión de Garantías y Control- tendrá un poder sancionador enorme: de admisión o no de los Círculos como parte integrante de Podemos, de reconocimiento o no de las decisiones adoptadas por los Círculos y de disolución de Círculos o de expulsión de miembros de la organización, como puede comprobarse en el citado protocolo.

Aunque dicha Comisión de Garantías sea elegida por la Asamblea Ciudadana de Podemos, el peso que la dirección y, en concreto de los principales dirigentes en la orientación del voto hacia las personas que conformarán dicha Comisión, va a determinar de un modo claro el grado de dependencia/independencia de la misma. Esto es algo a lo que muchos delegados en las Asambleas Generales y Congresos de las organizaciones políticas apenas conceden importancia pero dicha Comisión es clave cuando la unidad de las organizaciones se quiebra y los enfrentamientos se hacen a cara de pero y con actuaciones más o menos dudosas por unas u otras partes. Eso el equipo técnico actual de Podemos, que está haciendo grandes esfuerzos para perpetuarse como dirección definitiva de la organización, lo sabe. 

El Protocolo de Validación de los Círculos ha sido cuestionado por muchos Círculos en el tema de la soberanía de los estos para establecer sus decisiones a tomar en materia de elecciones municipales, puesto que apartado a) del capítulo 12 del mismo señala: que “los círculos son soberanos para tomar decisiones en su ámbito territorial... ¡siempre que no contravengan las decisiones de los órganos electos de mayor representatividad territorial!” Y, por si no quedará claro, el señor Miguel Bermejo, miembro del equipo preparador de la Asamblea de Otoño y que además es uno de los redactores del borrador de protocolo, se lo aclara: “Los círculos tendrán que saber seguir la línea política marcada”. Y punto.   

La cuestión de la tensión interna en Podemos sobre los límites a la soberanía de los Círculos en materia de decisión electoral ante la proximidad de las municipales está siendo estimulada por el enfrentamiento de intereses entre las diferentes ambiciones que hay dentro de la organización: la de los trepas del equipo de poder central  frente la de los “trepillas” locales que ya se ven concejales -quizá de obras, quizá de hacienda municipal-  o incluso alcaldes. Y para muestra sirva el botón de la ex coordinadora de UPyD que es actualmente nueva portavoz de Podemos en Jerez

Es llamativo en este sentido que la dirección Gran Trepa Central de Podemos aluda a la cuestión de controlar la entrada de arribistas y “trepas” en localidades en el marco del próximo proceso electoral, como señala Errejón jr. o como con anterioridad ha apuntado Pablo Echenique, que afirma conocer “de primera mano” casos de “trepas” en Podemos. ¡Y tan de primera mano! De la suya. 

El descontrol de la organización por parte del Equipo Gran Trepa central podría provocar que aquella se le convirtiera en un Reino de Taifas y que PIT, que no Brad, acabase mandando en ella menos que el chófer de Rita Barberá.

De ahí que la dirección de Podemos se plantee limitar el número de localidades en las que presentará candidaturas el año próximo como forma de frenar el descontrol de ambiciones de soberanía de los Círculos, de ambiciones personales de arribistas que les puedan hacer la competencia y duden de qué tipo de políticas de alianzas llevar a cabo ¿Ganemos sí o no, con IU y otras organizaciones -opción que parece tener menos posibilidades, ya que su objetivo pasa por cargarse a IU, con la ayuda de caballos de Troya internos en esta organización- solos,...?

Es obvio que un partido político necesita una visión global y unas pautas comunes sobre línea política general, cuestiones como alianzas, elecciones, etc. pero el equipo Gran Trepa Central de Podemos vendió que ellos no eran un partido sino un movimiento -aunque se registraron como partido en el Ministerio del Interior, con la cara de  su Mesías PIT, que no Brad- para enfatizar su democracia asamblearia, su carácter horizontal y la soberanía de sus Círculos. Y es que, parodiando a “Rebelión en la Granja”, todos los Círculos son soberanos pero hay unos Círculos (el Gran Círculo Central) que son más soberanos que otros (la p... base). 

En cualquier caso, llama la atención cómo el debate sobre la ausencia soberanía de los Círculos territoriales respecto a las alianzas y decisiones de política electoral, hace que los autores del Protocolo de Validación de los Círculos lo hayan utilizado como señuelo y les hayan metido a estos un gol por el centro de la portería justo desde el inicio de dicho protocolo: “Artículo 1. Un círculo territorial requiere para su constitución de una asamblea constituyente en la que participe al menos el 1% de los miembros de Podemos en ese ámbito territorial y en cualquier caso un mínimo de 5 personas.”

¿De verdad que no han visto la jugada? ¿Basta con el 1% y un mínimo de 5 personas? ¿Y se redacta por parte del equipo técnico preparatorio de la Asamblea Ciudadana de Otoño? ¿De verdad que no han visto la intención de constituir poderes fácticos iniciales y cohesionados que en una posterior asamblea local del Círculo correspondiente tome el mando del mismo en previsión de una composición de asamblea posiblemente un tanto díscola con la política del partido? ¿De verdad que no han captado que ese truco de un desproporcionado y absurdamente bajo “1% de los miembros de Podemos en ese ámbito territorial” está pensado para ir conformado direcciones obedientes a la dirección central, que luego serían más fácilmente ratificados por la fuerza de los hechos de que quien constituye lleva ventaja para ser dirección? ¡Vaya con esta generación JASP! (Jóvenes Aunque Sobradamente Preparados, o eso dicen ellos).

b) Sólo pueden convivir desde la extrema derecha hasta falsos izquierdistas si el partido no es más que eslóganes, cabreo de taberna y un par de enunciados que enganche
Hace ya muchos años, los que somos lo bastante mayores para haberlo vivido fuimos testigos de un fenómeno de marketing y es que Podemos es fundamentalmente eso, marketing, realmente curioso, maravilloso incluso o “meravigliao”, como prefieran. Me refiero al famoso “Cacao Maravillao” de Tele 5, proveniente del “Cacao Meravigliao” de la por entonces berlusconiana RAI, en concreto de su programa Indietro tutta!. Un grupo de esculturales mulatas brasileñas hacía las delicias de la gran mayoría del público masculino, y de parte del femenino, que se encontrase entre los 10 y los 97 años, contoneando sus caderas en una samba que anunciaba la marca del patrocinador del programa, en España en el programa de Emilio Aragón VIP Noche. Eran los tiempos en que Tele 5 era conocida Teleteta. 

En Italia y España cientos de miles de amas de casa y hombres de todas las edades se lanzaron a buscar en los supermercados tan prodigioso cacao, quizá más por una creencia inconsciente en alguna propiedad afrodisiaca del producto que por su posible sabor u otras cualidades organolépticas del producto, ya que la canción no decía nada en concreto sobre el mismo; tan sólo que era meravigliao o maravillao. El caso es que el cacao no existía y el sponsor de ambos programas tampoco

Con la información que me llega de Podemos tengo la misma sensación que con el Cacao Maravillao: que este producto/marca no existe

En cualquier caso, creo que someter a muchas mujeres y a una parte de los hombres a la visión del espectáculo de PIT, que no Brad, Monedero y el curilla Errejón jr. moviendo las caderas arrasaría sus libidos como si de batidos de napalm y no de cacao se tratase. 

Podemos tiene un eslogan: “contra la casta política”. En ello coincide con el vecino del 5º C, que está encabronado porque le hacen trabajar más horas que las de contrato pero nunca dirigirá su ira contra su empresario, con el del 3º A, que es un empresario sin pasta suficiente para comprar la voluntad de un concejal del Ayuntamiento en su contrato de mobiliario de oficinas, con el del 1ºB, un taxista autónomo a punto de jubilarse que se cree empresario, con el chaval del 2ºD, que no tiene ni puñetera idea de política, pero que le pone que le hablen de democracia participativa y ver vídeos del coleta en youtube diciendo que su partido es la caña y “lo nuevo” y con la funcionaria cincuentona del 4º E encabronada porque no le han subido de la categoría B a la A, ella que lleva tantos trienios acumulados y que dispararía contra cualquier político bajo cuya responsabilidad se encontrase.

Y Podemos tiene también dos reclamos, que no propuestas:
1)Auditoria de la deuda pública e impago de la parte ilegítima: No dice “la deuda no se paga” ni plantea renegociar los intereses de la deuda. Dice auditoria, lo cuál está muy bien para justificar que Podemos considere en un futuro la necesidad de pagarla, una vez que la auditoria demuestre la imposibilidad de separar el flujo de deuda privada y pública ya que, en la práctica es muy difícil separar deuda de las familias y empresas con los bancos que son rescatados con dinero público. ¿Cómo saber qué parte de la deuda es ilegítima más allá de la derivada de las cuantías de sobresueldos de sus grandes ejecutivos?

2) Renta Básica: un concepto cuyo precursor fue Thomas Payne, un liberal estadounidense de origen inglés antiimpuestos y opuesto a la izquierda jacobina de la Revolución Francesa. Actualmente otro de sus defensores es Philippe Van Parijs, un anarcocapitalista que se entiende bien con un sector de los trotskos y podemistas más pro renta básica. 

Pero no condenemos el concepto por su origen sino por lo que significa: un modo de desmovilizar a quienes tienen razón para la protesta porque aquél al que le cae todos los meses una renta mínima es alguien que ya no tiene demasiados motivos para protestar en un mundo cada vez más desigual. Y, por supuesto, es también un modo de comprar voluntades, silencios y lealtades inconfesables hacia el donante: el gobierno de turno.

En los Países Bajos existió entre los años 70 y 80 del pasado siglo una forma de renta básica para cualquier joven que no tuviera trabajo. Uno podía ser ser squatter y vivir al margen del mundo y de cualquier necesidad de lucha que no fuera más allá de sus pisicodélicas y alternativas, pero ajenas a la colectividad, utopías. Vamos, un modo de estar integrado pero creyéndose uno revolucionario. 

No busque usted en Podemos muchas más concreciones. Una organización que pretende superar el eje izquierda-derecha no tiene demasiada prisa en darlas. Sabe que cuando lo haga se le señalará como de un lado o de otro. Otros intentaron antes que ellos hacer la cuadratura del círculo: los Verdes en Alemania, hoy esbirros de la OTAN y sus intervenciones o, en España, Ciudadanos y UPyD. Sólo para el PP estas dos organizaciones son de izquierda, como sólo para el PP Podemos es extrema izquierda.  

Pero las elecciones municipales se acercan. Lo que valió para las europeas, robarle a IU su programa, posiblemente no valga en estas y, ante el hecho de que van a ocupar espacios de gobierno real, y no sillones en el Parlamento Europeo, hay seguidores o interesados en Podemos que se inquietan, empiezan a ponerse nerviosos y se preguntan: Si, vale, casta, Renta Básica, Auditoría de la Deuda,  ¿pero hay algo más? Y el entorno votante o simplemente curioso quiere saber más cosas: ¿de qué van, además de representar el cabreo del venido a menos, arreglarán lo suyo y lo de su cuñado? ¿Podemos va a llevarles a la Tierra Prometida de los buenos años de gasolina más barata y vacaciones en Torrevieja o les dará de comer democracia 2.0? Porque la mayoría del personal es así y el de Podemos es particularmente de ese modo. 

Y cuanto más tarden en decir que lo suyo es hacer lo que quería Zapatero pero saliéndoles bien y con mucha aplicación 2.0 porque estos de revolución social nada de nada, ni sus bases ni sus votantes la quieren ni en pintura, antes va a cuajar una crisis de confianza en Podemos que por ahora sólo va conformando una incognita cada vez más gorda, pesada y visible. 

c) Tensiones entre la creciente extrema derecha en Podemos y una menguante izquierda que se irá alejando de la organización
El problema cuando se es una marca de consumo que ha entrado en el circuito de la moda, como un vestido de Versace o, más modesta y vulgarmente, como cualquier petard@ que esté ahora en auge en Sálvame, es que hay una demanda diaria de noticias sobre esa marca. 

Cuando la marca no es capaz de gestionar su comunicación -léase publicidad pura y dura- es el entramado mediático político el que la sustituye en esta función.

Pero dado que la marca es un valor que no ha sido construido más que en unos conceptos muy básicos y presenta una estructura de imagen absolutamente evanescente, ésta se va conformando sin una estrategia propia generada desde los gestores de la misma. No se pierdan. Estoy hablando de Podemos, de su vacuidad como marca, de su falta de contenidos programáticos y la ausencia de cohesión en los mensajes que los notables de la organización emiten. En consecuencia, la comunicación que genera provoca distorsiones en la percepción de la formación política.

Pongamos un ejemplo para ver de qué estamos hablando. Cuando Carolina Bescansa afirmó que aborto no era un tema que construyese potencia política de transformación y por tanto no era un tema prioritario, resultó evidente que Podemos no tiene fijada postura en un tema fundamental para cualquier formación  política y que esta señora suelta lo primero que se le ocurre y acaba cabreando a parte de sus bases, aunque Podemos Feminismos prefiera afirmar que se ha descontextualizado sus declaraciones y actuar como grupo-casta gremial, tapando a quien mete la pata y demuestra que no tiene asumido cuestiones que el feminismo hace siglos que ya no necesita discutir. 

Y del mismo modo, cuando se carece de política, de nuevo la señora Carolina Bescansa acaba improvisando -o diciendo lo que realmente piensa- en relación con el alto porcentaje de empresarios que vota a Podemos, según el último estudio del CIS (Digo yo que no serán bolcheviques estos empresarios y que algo habrán visto en Podemos para votar a este partido). En concreto sus perlas sobre la cuestión son las siguientes: “Los empresarios dignos y decentes, que son la mayoría, están muy en contra de la corrupción en el ámbito público y cómo esta repercute en el ámbito privado. No hay ningún motivo para creer que los empresarios no están a favor de la defensa de los derechos humanos.No sorprende que nos respalden los empresarios" 

¿Necesitan ustedes ejemplos sobre cómo están actuando los empresarios de este país como corruptores de una parte de los políticos y como explotadores de la clase trabajadora? 

¿Tienen ustedes dudas de que la señora Bescansa es de derechas? Al menos a los miembros del Círculo Podemos Trabajasorx de Madrid sí que se lo parece y con un enfado más que notable se lo hacen saber.   

Como consecuencia de una ausencia de un contenido político definido, de unas posiciones mímimante establecidas en cuestiones que para cualquier organización debieran ser prioritarias porque le dotan de identidad, no existe autoridad política de la dirección para marcar pautas. No tiene argumentos a los que agarrarse para decir qué es línea política de Podemos y qué no lo es.

Así ha surgido un Círculo Podemos Musulmanes, que en las redes sociales y en las propias bases y entorno de la formación política ha creado tensiones entre quienes entienden que una organización, si no de izquierdas, al menos progresista, debe ser laica, lo que supone que personas de cualquier credo religioso puedan pertenecer al partido pero a título personal, dado que la creencia religiosa es una cuestión de fe privada y particular -véase la ironía con que se abre este hilo de Plaza Podemos-, y quienes afirman que no admitir que los musulmanes se organicen como entidad colectiva dentro de Podemos es marginarlos e incluso una forma de islamofobia. 

A estas alturas que haya personas en Podemos que cuestionen la laicidad que debe tener una organización política ya nos dice varias cosas de ellas.

La primera que, además de ser unos ignorantes, son unos reaccionarios, porque desde la Revolución Francesa el laicismo ha sido precisamente un factor posibilitador de la convivencia entre creyentes de cualquier religión y no creyentes. En el marco de una involución de ideas políticas, filosóficas y éticas en que vivimos todo cabe en Podemos, del mismo modo que las personas de derechas y los empresarios explotadores también.

La segunda, y particularmente importante, la visión de partido y sociedad totalitarios de quienes sustentan que dentro de Podemos deben organizarse de modo colectivo, y no como adscripción individual, las distintas corrientes religiosas. Aclaro este punto: La creación de un Círculo Podemos Musulmanes justifica la creación de otros Círculos Religiosos dentro de la organización, lo que no es sino intentar que el partido integre en su interior a toda la sociedad, olvidando que ésta es compleja, diversa y a menudo contradictoria en cuanto a los intereses que la componen y que intentar representar en un sólo partido a toda esa pluralidad no es sino un modo de negarla porque para expresar esa pluralidad existen otras muchas organizaciones políticas, sociales, culturales, económicas, religiosas, etc.

La combinación de autoritaritarismo de la dirección de Podemos en determinadas cuestiones y de indolencia ante cuestiones como el de la constitución del Círculo Podemos Musulmanes, que se les presenta como una patata caliente a la que no saben cómo hincar el diente, actúa como un multiplicador de tensiones con unas bases que crecientemente cuestionan no ya su oligarquización primero y el arribismo después sino la incompetencia de sus dirigentes para dar respuesta a cuestiones que se viven como una fuente de problemas.  

Cuando miembros de Podemos plantean, en esas Ruedas de Masas que organizan los dirigentes con la base, temas posiblemente conflictivos, no resueltos o simplemente no definidos, la respuesta es siempre la misma: “Eso lo decidiremos entre todos en la Asamblea Ciudadana de Otoño”. Este mantra es repetido por una parte de los hooligans de Podemos, los más ignorantes y acríticos que, como las ovejas y aves de “Rebelión en la Granja” seguirán las sencillas consignas que sus jefes les inoculen, comportándose cuando su ilusión se les venga abajo como los más susceptibles de integrar opciones de extrema derecha, dado su apego a la autoridad.  

La conclusión es obvia: se monta un partido, se nombra una “neocasta” con intención de perpetuarse en el poder de la organización y lograr disfrutar de la erótica del poder institucional en el futuro, se le añaden unos aderezos de marketing -tres frases, no más- y tira para adelante. Arribistas con un rebaño de ignorantes detrás, agitados por un populismo que ni sus propios dirigentes niegan, al menos no el señor Errejón tan inspirado en un peronista pseudomarxista como Ernesto Laclau

Más allá de la condición de trepas de determinados individuos, de la degradación de las izquierdas que han posibilitado que esto suceda, hay una hoja de ruta y unos objetivos que se irán desvelando según pase el tiempo y que explican el apoyo mediático tan decidido a Podemos, por encima de la aparente crítica, que parece combatirle en ocasiones pero que le engorda. Quizá noticias de este tipo vayan haciendo de entrantes al menú, no publicado en la carta de esta organización, que más temprano que tarde iremos degustando. 

Es evidente, y los medios de comunicación del capital harán todo lo posible para que no transcienda porqué Podemos es su baza en estos momentos, que hay una guerra larvada dentro de la organización que se va a expresar entre los mayoritarios sectores de derechas del partido y la minoría de “izquierdas”, si es que se puede ser de izquierdas aceptando el discurso de un partido que desde su fundación ha dado prioridad a la lucha contra la “casta política” y no contra el capitalismo, que considera que el eje derecha-izquierda está superado y que hace de “la gente” su sujeto político y no de la clase trabajadora. 

En este sentido merece la pena detenerse en el documento de varios militantes de Izquierda Anticapitalista, publicado en Viento Sur, revista teórica de esta organización, y no simplemente en la web del partido, anticapitalistas.org, lo que es altamente significativo respecto a la importancia que dicho partido da al citado documento. Éste lleva por título Podemos y el anticapitalismo actual”. Hay que reseñar que Izquierda Anticapitalista es el núcleo militante inicial de Podemos y el que aporta prácticamente los únicos activistas que posee el nuevo partido fuera de Internet. 

Este documento, expresado con un lenguaje pretendidamente neutral y como si viniera de un científico social y no de un grupo de militantes realmente irritado con la deriva oligárquica, derechista, populista y con un lenguaje y unas coordenadas ideológicas ajenas a la izquierda, no puede evitar sin embargo que aflore en el análisis del mismo toda la evidencia de un creciente distanciamiento y potencial enfrentamiento, que actualmente se presenta mudo y larvado, entre dicho partido matriz y la organización que lo engloba.  

Vean, a su vez, con qué “amabilidad” se trata desde los miembros de Podemos que no son de Izquierda Anticapitalista a ésta organización. Y éste es sólo un botón de muestra. Hay muchos más que expresan un lenguaje guerracivilista interno.

La posibilidad de que el choque de trenes se produzca entre ambas corrientes del partido es algo que ya algunos medios apuntan. Y es que el derechismo mal enmascarado de quienes pretenden dejar en un segundo plano la realidad de la explotación del capitalismo sobre la clase trabajadora y la necesidad de la lucha de clases no deja lugar a dudas de lo que es Podemos en realidad, sobre todo cuando tratan de justificarlo sus epígonos políticamente más pragmáticos, mediocres y representativos de los intereses meramente reformistas y antirrevolucionarios de la clase media.

Llamativamente, otro miembro de Podemos escribe en la misma web anterior, rebelion.org,  y expone un texto en el que abiertamente expresa la tensión de la dualidad entre un “alma” reformista y decepcionante de Podemos y un supuesto potencial más radical de dicha formación

En mi opinión, estas tres claves ayudan a explicar en gran medida la crisis interna que vive Podemos, a la que aún se le está poniendo mucha sordina desde los poderes fácticos que impulsan su ascenso, pero no son las únicas.

Hay, al menos otras dos, que cooperan a dar una visión más amplia y, tal vez, más completa a este análisis.

d) La soberbia de sus dirigentes y de la clá Podemos.
Este defecto tiene muchos otros nombres: altivez, orgullo, altanería, arrogancia, vanidad, engreimiento, impertinencia, jactancia, endiosamiento, suficiencia, fatuidad,...

Son muchos y todos de gran fuerza expresiva pero soberbia los resume muy bien en un castellano que los abarca plenamente.

La soberbia provoca un mal de altura que hace perder la perspectiva y una visión conforme a la realidad. 

Decía Plutarco que “los dioses ciegan a quienes quieren perder” y, en verdad, deben quererlo porque tanto los dirigentes de Podemos como sus fans, la clá que les aplaude y ríe las gracias, parecen haber perdido la agudeza visual para verse a sí mismos a través de sus frases:

“Pablo Iglesias es el político más preparado de todos” (adulación general entre los podemistas)
“Esto de la unión de la izquierda me suena a viejo” (Pablo Echenique)
“No es fácil ser Clint Eastwood en el Parlamento Europeo” (PIT, que no Brad)
“Soy Luis Alegre y podéis preguntarme lo que queráis” (gracias por la condescendencia, hombre)
“Somos la referencia de la oposición” (Juan Carlos Monedero)
“Pablo Iglesias nos ha salvado. Antes de él ningún político luchaba por nosotros” (un entusiasta en facebook ligeramente desmedido)

La lista de frases llenas de jactancia sería interminable. Tampoco es cosa de recrearse excesivamente en ellas.

Pero todo el que se da a sí mismo un autobombo excesivo -no se trata de tener falsa modestia pero sí de admitir que una parte del éxito no viene sólo de uno mismo sino que, en ocasiones es regalado- acaba por provocar una profunda aversión y antipatía. 

e) Las actitudes totalitarias y fascistas
Hasta ahora las reacciones viscerales y de insultos frente a los argumentos por parte de los seguidores entusiastas de Podemos los había atribuido a su falta de cultura política y la frustración que produce no tener la capacidad de contraargumentar que sí cabe reconocer claramente en sus dirigentes. La capacidad de debate es un arte. 

Pero cuando ante el twit de Willy Toledo leí en muchos comentarios de webs y en redes sociales el grado de agresividad en los insultos de los fieles de esta nueva religión, agresividad y suciedad en las respuestas que hace años venían de la extrema derecha pastoreada por la Brunete Mediática, me dí cuenta de que no era limitación de recursos intelectuales simplemente lo que había en esa gente sino una especie de gen fascista que lincha y apalea al que les abandona desde posturas que les cuestionan plenamente. 

El señor Monedero esperó al artículo en el que Willy Toledo respondía con sólidos argumentos políticos a todos los insultos recibidos para soltar sus exabruptos contra él y contra Joaquín Sabina, que les había hecho otra crítica distinta a la del actor, en mi opinión desde una posición mucho más benevolente y escorada a la derecha. 

Está claro que el señor Monedero, tan culto y tan politólogo, tan poeta lírico antes que político, reaccionaba de un modo sólo ligeramente menos cabestro que la de sus bases pero que igualmente sangraba por la herida.

La herida que Willy Toledo había producido al señor Monedero era la más dura porque en su artículo de respuesta a los insultos recibidos, el actor argumentaba de modo impecable y muy razonado sus porqués de su retirada de apoyo a Podemos y mostraba que este partido estaba desnudo de ideología transformadora, de carácter de izquierdas y de democracia interna.  Para ser tan inteligente como pretende hacernos creer el señor Monedero, su respuesta tan intempestiva -"Willy Toledo no es nadie para repartir estatutos de limpieza de sangre ideológica"- demostraba que tiene la mandíbula de cristal. 

Willy Toledo por supuesto que es alguien -cualquier persona lo es para hacer una crítica a un partido ¿o es que todos los demás son criticables menos Podemos, que desciende de la pata del caballo del Cid?- Quien como Willy Toledo ha recibido tantos golpes por jugársela en la calle sin recibir gloria, ni poder, sino más bien al contrario, puede dar sopas con onda a tanto politólogo de relumbrón que como él lleva demasiado tiempo viviendo de la política como asesor y parece olvidar que la esencia democrática de un partido también pasa por aceptar las críticas y encajarlas con deportividad. ¿Acaso no recibe Podemos un sobrepremio de atención mediática muy superior a su representación? Pues vaya lo uno por lo otro.

Con Sabina ya Monedero alcanzó las profundas fosas de lo miserable al responderle a su consideración de que Podemos era demasiado marxista, en lo que coincidía el cantautor con las críticas de la derecha, que “Sabina nos hace volar con sus canciones, pero su cultura artística no está a la altura de su comportamiento político”. Pero ¿qué coño se cree usted que es, señor Monedero para recordarnos con su frase a otro disminuido de talla como usted llamado Francisco Franco, que dijo aquello de “haga como yo. No se meta en política”. Yo se lo digo: un candidato a dictadorzuelo fascista, encantado de conocerse. Y dice que está pensando en presentarse a la Alcaldía de Madrid ¡Mare de deu!, ¿qué le hemos hecho a este sujeto los madrileños de izquierdas para que quiera convertirse en un Botellín II? Si por lejanas similitudes biográfico-académicas está pensando en emular al "Viejo Profesor" debiera saber que los pequeños de corazón nunca darán los pasos de un gigante, aunque éste haga años que ya no esté ¡Qué diferencia de talante!

En qué poco tiempo se les están cayendo las máscaras a estos señoritos clase media de la “casta” universitaria. Ese tipo de actitudes espero que las paguen ustedes muy caro y muy pronto porque demócratas como usted señor Monedero ya los padecimos en este país durante muchos años

PD EX POST Y AL CALOR DE LOS ACONTECIMIENTOS:

UNA REFLEXIÓN A MODO DE INTERROGANTE:
La bronca que se está montando por el vídeo, ya antiguo de Monedero (cuando aún estaba en IU, lo que de rebote hace daño a IU) en el que éste expresaba la ya vieja, pero sólida y probable, idea de que ETA empezó a matar a camellos porque la Guardia Civil decidió anular en los años 70 y 80 el potencial revolucionario de una parte de la juventud vasca  inundando Euskadi de heroína (esto se ha insinuado en la peli "El Pico", lo han dicho sectores de la izquierda radical y soberanista vasca desde  los 80 y muchas más personas y fuentes), ¿tiene que ver sólo con los "ataques " de la Brunete Mediática al entorno Podemos o ha de leerse en clave interna de las broncas y disputas en el propio Podemos?

Digo esto por lo siguiente: anteayer MARTES 2 DE SEPTIEMBRE Monedero anunció que estaba pensándose presentarse a Alcalde de Madrid y ayer MIÉRCOLES 3 DE SEPTIEMBRE ya estaba saliendo el vídeo antiguo en Internet y dando vueltas la bronca en la red.

Monedero es especialista en crearse enemigos dentro de su organización, no sólo fuera:
a) Bronca el 9 de Junio cuando acuso a Izquierda Anticapitalista, sin nombrarla, de intentar dar un golpe de Estado en Podemos y a los Círculos de Madrid de no ser democráticos por criticar el asunto de la lista cerrada de PIT, que no Brad, para formar el equipo preparatorio de su confianza que organizara la Asamblea de Otoño de Podemos.
b) Que esté estudiando presentarse a Alcalde por Madrid ha molestado a mucha gente de Podemos para la que los candidatos deben ser propuestos por las bases y no autopostulados.
c) Muchos pragmáticos de Podemos creen que Monedero no da votos sino que los quita. Razonamiento que avala esta tesis: descalificaciones y llamadas a callarse la boca a Willy Toledo y Joaquín Sabina
d) Monedero es el mayor apoyo de PIT, que no Brad, en Podemos, con el que se reparte el papel de poli bueno, poli malo, en una evidente repetición del pasado de la pareja de humoristas Felipe González-Alfonso Guerra, de los primeros años de gobierno PSOE. La caída de Monedero podría significar que PIT, que no Brad debe empezar a remojar sus barbas dentro de Podemos, ya que hay quienes le acusan internamente de autoritario.
e) La solidaridad de los principales dirigentes de Podemos para con los ataques que su compañero Monedero está recibiendo está siendo, como mínimo, lenta (HASTA AHORA INEXISTENTE), sobre todo para lo rápidos que son cuando les interesa.

Llamativamente la tv más podemista que Podemos, La Sexta, ha tratado hoy JUEVES 4 DE SEPTIEMBRE en Al Rojo Vivo el tema del vídeo de forma que el propio presentador ha dicho que ese vídeo era un tema muy grave y que Monedero tenía que dar explicaciones. Nadie le ha defendido de entre los contertulios sino que le han acusado incluso de conspiranoico y el propio Llamazares, del que Monedero fue asesor cuando casi la hunde el ex coordinador de IU poniéndola a los pies de Zapatero, ha dicho que cada político es hijo de su pasado y que este tipo de cosas las puede comentar un particular en un bar pero no un político de su importancia.

Las navajas se están afilando y la cabeza de Monedero puede rodar por el suelo. Dejo la cosa ahí. "Qui prodest?" 

NOTA DEL EDITOR DE ESTE BLOG: Puede que también le interese:
Pedro Sánchez vs. Pablo Iglesias: de los debates con Marhuenda a la llamada en directo a “Sálvame”:http://marat-asaltarloscielos.blogspot.com.es/2014/09/pedro-sanchez-vs-pablo-iglesias-de-los.html